Para las rozaduras en los pezones

Una de las consecuencias de la maratón del domingo y la cantidad de agua caída fue que acabé con los pezones rozados. Siempre corro con una tirita sobre esta delicada parte del cuerpo, pero la lluvia (y los pelos alrededor del pezón) hicieron que la tirita se despegara y que la camiseta me rozara.

Por la tarde estaba tan molesto, que tenía pánico a meterme debajo de la ducha para no sufrir el horror del agua sobre las rozaduras. Al final no me quedó más remedio y ¡qué dolor! Una tortura.

Pero gracias a esto he descubierto un bálsamo que me ha venido de perillas: Amniolina. Dicen de esta pomada que es un tratamiento en forma de emulsión de aplicación superficial que tiene como fin tratar condiciones como la irritación cutánea y la dermatitis particularmente de zonas sensibles como las áreas genitales y glúteas, su modo de aplicación es sencillo, exterior y debe hacerse dos a tres veces por día, puede provocar irritación.

amniolina
Foto obtenida de www.miparafarmaciaencasa.es

La verdad es que me ha venido genial y se lo recomiendo a todo el mundo que sufra esta molestia tan desagradable.

Después de un día de la aplicación de esta pomada, como nuevo, olvidadas las molestias. Así que he salido a correr hoy como si tal cosa. Debe ser que mañana es festivo, porque sólo estaba Quique en el punto de encuentro. Después de unos minutos de cortesía, nos hemos puesto a correr.

La verdad es que me encontraba bastante bien. Después de acabar con los cuádriceps bastante cargados y molestias en el abductor, ya hoy parecía que la cosa estaba olvidada, únicamente notaba el gemelo izquierdo algo cargado. Pero considero que debe ser algo normal.

Como no vino nadie, estuvimos los dos “mano a mano”, aunque sólo duró una vuelta, ya que después ha comenzado a acelerar y me he quedado solo. Tampoco es que me importara mucho, porque tenía pensado hacer poca cosa.

He totalizado 7 km en un tiempo de 35:58 a un ritmo interesante: 5:08 min/km.

Anuncios