Archivo de la etiqueta: Aranjuez

XXVII Carrera popular villa de Aranjuez

No ha podido ser. El objetivo era hacer sobre 39:15 o al menos rebajar mi MMP de 39:30 y ni una cosa ni otra. Al final me he quedado en un tiempo de 39:43 oficioso, que son 39:47 que marcaba mi cronómetro menos cuatro segundos que tardé en cruzar la línea de salida.

Y eso que se dieron las mejores circunstancias posibles porque la temperatura era ideal, sobre los diez grados, el circuito es rápido, tenía una buena posición en la salida… pero fui demasiado ambicioso y salí más fuerte de lo que hubiese debido y en la segunda parte no iba. Ni siquiera sufriendo era capaz de aumentar la velocidad. Los números lo dicen bien claro: hice los primeros cinco kilómetros en 19:21 y los últimos cinco en 20:22 ¡¡¡un minuto más lento!!! Fui poco realista porque si hubiese hecho caso a la carrera del pasado domingo no tenía que haber salido tan fuerte, pero había que intentarlo… y fallé. Otra vez será. Ahora a pensar en el próximo objetivo que es la media de Getafe.

Este año llegamos más apurados que otras veces. A las 10:15 estábamos en Aranjuez apuntando a los niños que corrían cuarto de hora más tarde. Por los pelos pudimos apuntarlos. Y a esa hora ya había atasco para entrar en Aranjuez. En esos momentos llovía un ligero chirimiri, que tardó poco en dejar de caer. Corrieron los niños y poco después fuimos viendo caras conocidas. Primero los compañeros de MaraTI+D y luego poco a poco fuimos encontrando a los compañeros de entrenamiento. Algunas fotos antes de la carrera, un poco de calentamiento, estiramientos y con toda la parafernalia al final llegué con el tiempo justo para meterme en el cajón de salida.

Con los compañeros de MaraTI+D
Con los compañeros de MaraTI+D

Los pradolongueros estrenando camiseta conjuntamente
Los pradolongueros estrenando camiseta conjuntamente

Salí demasiado deprisa, siempre detrás de mi amigo Antonio, a unos diez metros. Lo utilicé de referencia y quizás eso fue un error. El caso es que anduve a diez metros toda la carrera y no pude alcanzarle y al final en el último kilómetro se me fue definitivamente.

Poco más que contar de la carrera, que la táctica fue mala y que el último kilómetro se me hizo muy largo y, por lo tanto, llegué algo frustrado a la meta, aunque pronto se me pasó, ya que he vuelto a bajar de cuarenta, que nunca es fácil.

Llegando a meta en Aranjuez 2010
Llegando a meta en Aranjuez 2010

La organización creo que estuvo bien aunque tuvo algunos detalles que indican que se les va de las manos. Se supone que había 4.500 corredores y las infraestructuras siguen siendo las mismas que yo conozco desde que empecé a correr esta carrera en el año 1996. Y puedo asegurar que entonces seríamos un 10% de los que había hoy.

Para ir al servicio había unas colas terribles, por lo que la gente optaba por hacerlo al campo. Las duchas en el polideportivo escasas y tipo mili: mucha gente y el agua muy fría, como sólo puede estarlo en el mes de diciembre. Además uno de los vestuarios femeninos fue invadido por los del género opuesto por lo que las mujeres tuvieron que quedarse aún más apretadas, con el mismo problema del agua y algunas protestando -con razón- ante semejante atropello. Pues eso, que algo tienen que cambiar porque se les va de las manos.

En este enlace se puede ver una copia de la clasificación de la carrera, que no sé si será definitiva porque al menos con mi tiempo se han equivocado totalmente. Aparezco con un tiempo neto de 39:09 ¡¡¡que más quisiera yo!!!

Los tiempos por kilómetro:

tiempos-aranjuez-2010-3

Antes de la carrera me subí a la báscula y marcaba 67,3 kg. Prácticamente tres kilos menos que el año pasado en estas mismas fechas. Esos tres kilos presagiaban una mejor marca que el año pasado, pero por lo visto no sólo importan los kilos.

XXVI Carrera popular villa de Aranjuez

Todavía no me lo puedo creer. Después de tantos años en el mundillo de las carrera populares, es la primera vez que consigo bajar de cuarenta minutos en un diez mil. Es decir, correr por debajo de cuatro minutos el kiómetro. Y ha sido en Aranjuez donde lo he conseguido, no obstante es una de las carreras más llanas de cuantas se celebran. Ya puedo decir que uno de mis sueños atléticos ha sido realizado. Ya sólo me falta bajar de 1h30 en media maraton. Veremos si soy capaz.

Lo cierto es que el día amaneció bastante frío. Cuando salíamos de Madrid el termómetro marcaba -4,5º, pero por fortuna no había viento, lucía el sol y el frío era más llevadero. Según nos acercábamos a la villa y corte, subió un poco la temperatura, pero no mucho…

Llegamos casi dos horas antes a Aranjuez y nos libramos de los atascos y problemas de aparcamiento que suele haber. Estuvimos apuntando a los niños a sus pruebas y viendo cómo corrían. Siempre una delicia ver a los más pequeños dejándose la piel desde el primer metro. Pensé que esa debía ser mi estrategia, salir fuerte desde el comienzo. Sin embargo, este año la salida era por cajones. Según el tiempo que hubieses escrito a la hora de realizar la inscripción, así salías. Yo había puesto 41 minutos que fue el tiempo que hice el año pasado y me correspondía el tercer cajón. Eso podría costarme muchos segundos perdidos en la salida. Lo malo es que estaba oyendo a la gente y muchos decían que habían puesto que su marca era de 36 minutos cuando no iban a bajar de 50 y eso iba a suponer un obstáculo añadido.

Tuve una suerte tremenda ya que un amigo del equipo Danone me dejó el dorsal de una compañera suya que no podía venir a la carrera. No me importó llevar el nombre de María Angustias en el pecho con tal de poder salir lo más delante posible, aunque eso supusiera alguna chanza que otra.


Antes de la carrera con mis compas de MaraTI+D

Después de saludar a un montón de conocidos tanto de MaraTI+D como de compañeros pradolongueros, me coloqué en el primer cajón con la adrenalina a tope. Dieron la salida y en menos de tres segundos crucé la línea de salida lanzado a toda pastilla. El primer kilómetro, dejándome llevar por los más rápidos, lo pasé en 3:45. Demasiado deprisa, pensé, pero no me veía nada mal. En el segundo kilómetro hay una pequeña cuestecilla, camino de un polígono industrial, ahí el tiempo se me fue a 4:05, pero lo di por bueno ya que era en subida. El tercer kilómetro también fue demasiado rápido, ya que hice 3:49. Sin embargo, a partir de ese momento me calmé un poco y pasada la ansiedad inicial, empecé a ir a un ritmo algo más tranquilo.

Resulta curioso que yendo bastante rápido, para mí, la gente me adelantaba como si tal cosa. Y es que da igual el ritmo que lleves, siempre habrá gente que te adelante. Hagas lo que hagas.

En el kilómetro cinco, ya dentro de los jardines del Príncipe miré mi cronómetro y marcaba 19:35. Ya me veía bajando de los cuarenta minutos si no pinchaba brutalmente… Y fue desde ese momento cuando dejó de adelantarme gente y empecé a adelantar yo. Eso mostraba que mi ritmo era bueno y que algunos habían salido con más alegría incluso que yo.

Delante de mí iban dos corredores del equipo Danone, compañeros de mi amigo que me había cambiado el dorsal y me sirvieron de liebre para no disminuir el ritmo. Antes de salir de los jardines alcancé a uno y poco después de salir, al otro, que se puso a mi espalda y no me dejó hasta meta.

Desde la salida de los jardines hasta que se dobla para coger las cuestecilla del kilómetro nueve, hay una carretera recta y larga que se me hizo interminable, por más que buscaba el giro, no llegaba el momento del giro. Esos kilómetros los pasaba un segundo o dos por debajo de cuatro. La cosa iba bien.

Sobre el km 8,5 se gira bruscamente a la derecha y comienza la segunda cuestecilla de la jornada, que no es gran cosa si llegas con algo de fuelle. Yo debía llevarlos porque subí bien y sabía que coronando el repechito llegaba el km 9 y desde allí es favorable hasta meta. Pasé esa última dificultad y aceleré (o eso pensaba yo) hacia la meta, donde llegué todo feliz con un tiempo oficial de 39:33 y neto de 39:30 que se convierte en mi MMP. Pero no sólo eso, sino que es la primera vez que bajo de 40 minutos y la primera vez que consigo pasar de los 500 puntos de Purdy. Esa puntuación de 514,9 puntos indican que ha sido mi mejor prueba en cualquier distancia desde que corrí mi primera popular, la media Universitaria del 87, hace ya más de 22 años.


Después de la carrera con mis compas pradolongueros

Tiempos por kilómetro:

Kilómetro Ritmo por km
1 3:45
2 4:05
3 3:49
4 3:56
5 3:55
Primera mitad 19:32
6 3:59
7 3:57
8 3:59
9 4:04
10 3:56
Segunda mitad 19:58
Tiempo total 39:30

XXV Carrera popular villa de Aranjuez

Hoy se ha celebrado la XXV edición de la Carrera Popular de Aranjuez. Después de correr el domingo pasado el Trofeo Akiles, esperaba mejorar el tiempo que hice, pero no por tanto…

Salí con dos compañeros de entrenamiento con idea de hacer 42 minutos. Pensábamos que con ese tiempo Emilio podía aspirar a conseguir algún trofeo en su categoría de mayores de 60 tacos, pero salimos muy deprisa y Emilio pronto se quedó atrás. Joaquín tiraba y tiraba y yo le seguía a un par de metros. Intenté seguirle todo lo que pude, pero en en el km 6, se me fue unos cuantos metros. Intentaba que no se escapara mucho y eso me llevó a realizar un buen tiempo en meta. El tiempo oficial ha sido de 41:47, neto de 41:46, sólo siete segundos peor que mi mejor marca en 10 km. Y mejorando dos minutos mi tiempo de una semana antes en Akiles.

Llegando a meta
Llegando a meta

Asombrado con el tiempo realizado
Asombrado con el tiempo

La verdad es que hizo un día excepcional para correr, ya que hacía buena temperatura y el viento no se movía. Además el circuito es muy llano y el sitio es ideal. Una maravilla de carrera. La pena es que cada vez hay más gente.

Luego estuvimos comiendo en la Cafetería Restaurante Aranjuez, sita en la calle Abastos, donde el ex-compañero de Antonio había reservado mesa. Sin embargo, hubo algún problema porque no todos cabíamos y José Antonio y familia tuvieron que buscar otro sitio. Parece que acabaron en el Burger King. Fue un placer saludar a Elena después de unos cuantos años sin verla.

Tiempos realizados por kilómetro:

Kilómetro Ritmo por km
1 4:02
2 4:15
3 4:04
4 4:07
5 4:08
Primera mitad 20:38
6 4:12
7 4:11
8 4:15
9 4:21
10 4:09
Segunda mitad 21:09
Tiempo total 41:47

XXIV Carrera popular villa de Aranjuez

He ido a Aranjuez con la idea de correr sin dorsal, porque no me fue posible inscribirme a tiempo. Fui con Fran, un vecino que había quedado con unos amigos. Pues bien, uno de sus amigos no pudo ir porque su niña había enfermado, por lo que me comentó que podía correr con su dorsal. Me acerqué temeroso a retirar el dorsal con su nombre y extrañamente me dejaron retirarlo sin presentar el DNI. Lo de llevar el dorsal, me hizo estar más tranquilo.

Como siempre, antes de la carrera de los mayores corrieron los más pequeños. Mi hija corrió en la categoría de Benjamines y mi hijo en la de Renacuajos. Corrieron a su ritmo, tranquilamente y fueron obsequiados con una bolsa bastante repleta con camiseta, zumos, frutos secos, regalíes, etc. Además la camisetas eran muy originales, porque variaban los colores, unas eran rojas, otras verdes, curioso, al menos.

Encontré a Raúl, un compañero de MaraTID, en el patio del colegio que utilizan para el guardarropa y estuvimos calentando uno tiempo. Diez minutos antes de las doce decidimos colocarnos en el pelotón de salida que ya era bastante grande. Salimos todos juntos, pero enseguida cada uno cogió su ritmo y Raúl se quedó por atrás, mientras que yo intentaba seguir el ritmo de mi vecino, que se puso algo nervioso al saber que el primer kilómetro lo hicimos en 5:06. Es por esto que los tres o cuatro primeros kilómetros fueron muy rápidos, demasiado para mi gusto. Luego nos fuimos tranquilizando, bajando un poco el ritmo. Al salir de los jardines del Príncipe, pasado el kilómetro siete, mi compañero de fatigas empezó a sentir cansancio y después de pasar el ocho y subir la cuesta que conduce hasta el nueve, se sintió bastante cansado, pero le animé para que no bajara el ritmo y lo cierto es que hasta el final mantuvimos un ritmo bastante decente, acabando la carrera con un tiempo oficial de 44:53, aunque neto de 44:29.

Lo gracioso vino a la hora de comer, porque después de ducharnos nos dirigimos hacia un sitio que en internet se anunciaba como “Restaurante El Paraíso”, ya que no había podido reservar en “La alegría de la huerta”, el sitio habitual. Nadie conocía el sitio, hasta que encontramos un señor que nos comentó que conocía un sito que se llamaba “El Paraíso”, pero que de restaurante tenía poco. Esto lo decía entre risas…

Nos indicó el camino y llegamos a un sitio que era una especie de kiosco merendero. Entramos algo preocupados, pero la comida estaba realmente buena, sobre todo el conejo al ajillo y los niños pudieron disfrutar de los columpios mientras los mayores apurábamos la sobremesa. Luego nos dirigimos hacia el Palacio Real de Aranjuez donde estaba expuesto un belén muy antiguo, pero cuando llegamos, acababan de cerrar. Por lo tanto, nos dimos una vuelta por el Palacio Real y plazas adyacentes y al poco, de marcha para casa que se había quitado el sol y hacía fresquito.

Tiempos parciales:

Kilómetro Ritmo por km
1 4:30
2 4:20
3 4:15
4 4:18
5 4:21
Primera mitad 21:56
6 4:27
7 4:24
8 4:31
9 4:36
10 4:29
Segunda mitad 22:27
Tiempo total 44:29

XXIII Carrera popular villa de Aranjuez

Después de dos buenas carreras en Rivas y en Akiles, pensaba que podría hacer un gran tiempo en Aranjuez, ya que es una carrera con prácticamente ningún desnivel. Sin embargo, unas zapatillas que acababa de estrenar me hicieron unas rozaduras que no podía casi ni andar.

Así que pensé que lo mejor sería tomármelo con calma. Hice toda la carrera con Isidoro, un compañero del equipo, en animada charla por los jardines del Príncipe y al final se nos unió Iñaki, por lo que llegamos los tres a la meta en el mismo tiempo que, segundo arriba, segundo abajo, fue de 51:24.

Manolo podía haber hecho MMP, pero se le colaron unos cuantos por delante y no pudo realizar una salida en condiciones. Y, según sus propias palabras, se lo tomó con tranquilidad. Sólo hizo 35:55 disfrutando…

Aranjuez 2006
¡¡¡Equipazo!!!

Después de la carrera, ducha en el polideportivo y comida conjunta con los compañeros del equipo y familias en el restaurante La alegría de la huerta, bastante conocido de anteriores ediciones. Ya estuvimos en este mismo restaurante en 1996.

XVI Carrera popular villa de Aranjuez

Se ha celebrado la XVI edición de la carrera popular villa de Aranjuez bajo unas condiciones meteorológicas muy aceptables: solecito y fresquito a la vez. Sólo dos maratidianos nos dimos cita en esta hermosa carrera: Fernando y un servidor. La salida se retrasó 15 minutos por el ansia de los organizadores de apuntar a cuantos más mejor. Al final se llenó el cupo de 1000 corredores (con dorsal) al que se añadieron 250 sin dorsal.

Corrí con Parra, que ya me acompañó en el Cross de los Tres Refugios, por lo que comencé un poco acelerado, lo que me hizo andar algo fastidiado desde el km 5 al 7. Al final me recuperé algo y eché el resto en la pequeña cuestecilla, terminando mi carrera a unos 100 m antes de la meta en un terrible atasco de corredores. Llegué a “meta” con un tiempo de 42:17 aunque no tengo claro si recorrí 9,9 km o, como todos los años, algo menos. Apuesto por esta última posibilidad.

La llegada estaba organizada horriblemente. Los “nuevos medios informáticos” -consistentes en un código de barras, dando la impresión de ser un enorme paquete de embutido- de los que se jactaban por megafonía antes de darse la salida provocaron un enorme atasco ya que sólo había dos calles pasada la línea de meta. Después de meterte en una de las calles recorrías un largo recorrido (200 m aproximadamente) para llegar un mostrador con al menos 10 personas de las que sólo las dos primeras daban regalitos. Este consistía en el típico plato de cerámica, batido de chocolate, bollito, bote de refresco y demás zarandajas.

Creo que las organizaciones se equivocan tratando de controlar al segundo las clasificaciones. Soy de la opinión que deberían controlar sólo a los primeros -quizás 50, quizás 100- y los demás podrían entrar asaco en la meta, de esta manera se ahorrarían muchos problemas. Colocando además la zona de “regalos” lejos de la meta no se formaría el atasco “antes de” sino “después de”. Otros años en Aranjuez no había tanto control y nunca había problemas de atasco.

Al final sí hubo jornada gastronómica y, por supuesto, en el Rte. La Alegría de la Huerta. Fernando llevaba prisa y se marchó raudo, así que después de una ducha en el polideportivo nos dimos la gran comilona, disfrutando de los exquisitos manjares que se sirven en la citada casa de comidas ¡os aseguro que el entrecote que manduqué ha sido de los mejorcitos que he probado! Lástima por los que quisieron pero no pudieron ir, se perdieron un buen día para correr.