Sorprendente

Me llegó el otro día un correo, bueno, hace ya un par de semanas y hoy mismo lo comentaba Emilio II que se suspendía la XVIII edición del Trofeo Edward. Me parece sorprendente el asunto porque cada vez hay más carreras y cada vez más corredores. Correr se ha convertido en una moda que parece imparable. Por eso llama la atención que se suspendan carreras. ¿Quizás se haya llegado a un nivel de saturación difícil de mantener?

Lo que sí parece claro es que resulta difícil para una organización modesta sacar adelante una carrera. Los corredores se inclinan más por carreras masificadas y caras, dejando de lado estas pruebas más modestas donde hay menos gente y el trato al corredor es mejor.

También resulta curioso que mientras se suspenden carreras con cierta antigüedad van apareciendo carreras cada vez más chorras: que si una de zombies, que si otra de arrastrarse por el barrio, etc. Como siempre siguiendo la moda de EEUU que es el escaparate donde nos miramos para todo.

Soy un tipo tradicional y prefiero las carreras con pocos participantes y de ambiente familiar, por lo que no me queda más remedio que buscar carreras por los pueblos, que es donde todavía quedan pruebas de ese tipo.


El martes andaba algo tocado todavía de la carrera del domingo. Hoy tampoco es que estuviera recuperado del todo, pero no era cuestión de no hacer nada, ya tocó un regenerativo el martes. Así que después de tres kilómetros he aumentado un poco el ritmo buscando ponerme entre 4:35 y 4:40, a ritmo de maratón.

Y así he ido el resto de los kilómetros, acompañado de Joaquín que pensaba que hoy no era día para machacarse, que ya se estaba pasando de tanto apretar.

He totalizado 9,78 km en un tiempo de 47:14 @ 4:50 min/km.

Anuncios