Como un toro

Hoy he tenido reconocimiento médico en la empresa. Según el médico, estoy muy bien, como un toro (no sé si me habrá mirado encima de la cabeza). Se quedó algo extrañado que tuviese sólo 46 pulsaciones en reposo cuando en años anteriores tenía 53. La única diferencia de otros años es que ahora estoy cogiendo más la bici (tampoco mucho) y quizás este deporte me haya hecho bajar las pulsaciones. Ni idea, la verdad.

  • 2011: 53 pulsaciones
  • 2013: 53 pulsaciones
  • 2014: 46 pulsaciones

Para celebrar esa conversión a bovino he salido a correr a demostrar mi condición. Sólo nos hemos juntado cuatro personas en el punto de encuentro, pero suficientes. Comentaba Joaquín que no tenía muchas ganas de correr, así que le he apretado un poco para ver si era verdad. Después de una primera vuelta tranquila, aunque incrementando el ritmo kilómetro a kilómetro, hemos apretado un poco en la segunda, rondando los 4:30 min/km. Los cuatro kilómetros han salido: 4:33, 4:33, 4:27 y 4:25. No está mal para un día caluroso con temperaturas rondando los 30º.

En total han sido 9,9 km en un tiempo de 50:31 @ 5:06 min/km.

Anuncios