No gano para ampollas

Fui el miércoles a mi fisio preferida, Josefa, por el tema del lumbago y el jueves probé y pareció que la cosa no estaba mal, pero hoy era una prueba de verdad ya que iba a meter más kilómetros y algo más rápidos que el otro día.

Habíamos quedado en el punto de encuentro a las 9:30 para salir a correr y nos juntamos un grupo bastante numeroso, nada menos que ocho, entre los cuales dos chicas.

Bajamos hasta el Parque Lineal como solemos hacer los sábados y al poco de entrar en el parque los más rápidos empezaron a zumbar de los lindo y se fueron, de tal modo que el grupo se dividió en dos mitades. Yo me quedé en el grupo de los rezagados junto a las dos chicas y Emilio R. Pero pronto Emilio desapareció por detrás, así que nos quedamos las dos chicas y yo solos en un grupo, aunque luego se nos juntó mi tocayo cuando los otros se pusieron realmente “violentos”.

Cuando llegamos al parque de Pradolongo llevábamos algo más de 16 kilómetros y por el parque añadimos un poco más hasta completar un entrenamiento de 18 km que no estuvo mal, hay que ir metiendo kilómetros que la media de Latina está ahí mismo. Lo dicho, fueron 18 km en un tiempo de 1:33:59 @ 5:13 min/km.

Después de correr me di cuenta que me hice una ampolla bárbara en el pie izquierdo, justo donde empieza el cordón de la zapatilla. Miré con detenimiento y vi que estaba ligeramente doblado, así que quité los cordones y los coloqué con mucho cuidado para que no se produjese esa pequeña doblez y volviera a hacerme daño. El caso es que entre esta ampolla y la que sufrí en la planta del pie en el cross de Leganés, estoy que no gano para ampollas. Estas zapatillas Kalenji Kiprun LD están saliendo peor de lo que pensaba en un principio.


Bonita ampolla de color rojo

Antes de salir de casa me subí a la báscula y marcaba 69,6 kg lo que me dio muy mal rollo después de haberme quedado la semana pasada en los 69 pelaos.

Anuncios