De acompañante

Se ha animado a salir a correr una jovenzuela a la que conozco bastante bien. Eran sus primeros kilómetros desde el mes de octubre y ha sido bastante atrevida ya que ha comenzado con tres kilómetros nada más y nada menos. Y desde mi punto de vista no los ha hecho nada mal: 6:36, 6:58 y 7:05. Su objetivo era hacerlos a menos de siete minutos y excepto el último, que tiene un tramo cuesta arriba, ha conseguido hacer lo que quería.

Después de acompañarla, he dado la vuelta para encontrarme con mis compañeros habituales de entrenamiento. Algunos iban a toda leche y otros más tranquilos, así que yo me he apuntado a este último grupo con los que he terminado un trozo de vuelta que quedaba de la primera y luego la segunda completa, pero a un ritmo bastante relajado.

La ventaja de ir relajado es que puedes ir disfrutando del entorno y es que con la llegada de la primavera ya pueden verse en Pradolongo cómo han florecido algunas plantas y lo bonito que empieza a estar el parque.

arbusto-pradolongo

Como no he completado la primera vuelta, he realizado sólo 9,39 km en un tiempo de 55:57 @ 5:58 min/km. Un día orgásmico como diría Esteban.

Anuncios