El GPS se ha vuelto loco

Hoy me ha pasado algo que nunca me había ocurrido con el GPS y es que me ha marcado un kilómetro ¡¡¡en poco más de un minuto!!! Se le ha ido la pelota total. No debe ser muy normal, ya que de hecho nunca me había pasado, pero hoy ha ocurrido, vaya si ha ocurrido. Pues ahí queda para la historia, el kilómetro once del entrenamiento lo hice a una velocidad (ni siquiera se puede hablar de ritmos) de 54,4 km/h. Tiembla Usain Bolt.

Como tengo carrera el domingo no quería hacer un entrenamiento demasiado fatigante, pero tampoco quería dejar pasar la oportunidad de hacer algo de “calidad”. Así que pensé en hacer unos miles, pero tampoco muchos. Hablando con el Sr. Daniels me comentó que los miles debería hacerlos a 3:50. Así que después de 5 km de calentamiento con Quique empecé a acelerar y clavé ese primer mil en 3:49. El siguiente kilómetro fue de recuperación y me volvió a coger Quique, que decía que había entrenado casi nada, pero está claro que quien tuvo, retuvo. El segundo kilómetro fuerte lo hice en 3:48, también lo clavé. Y el tercer kilómetro después del de recuperación volví a clavarlo: 3:49. Luego después ya empezó el forerunner a hacer de las suyas, menos mal que por lo menos pude hacer lo miles tranquilo.

Tampoco se trataba de machacarme con las series, sólo de hacer ver a mis patas que se puede correr por debajo de cuatro, que vayan aprendiendo cómo. Ya veremos si el domingo soy capaz de ir a un ritmo similar o pego el petardazo.

Anuncios

7 pensamientos en “El GPS se ha vuelto loco

  1. Gonzalo

    No subestimes tu fuerza de aceleracón. hay días en que los astros (satélites) se alinean y todo parece salir bien, es la sensación de fluidez, the flow, que te hace correr a minuto por km. 🙂

  2. Luis

    Miguel Angel, con tus carreras mensuales mantienes un nivel muy alto. Lo dicho, no creo que te pille. Pero creo que yo sí voy a mejorar para intentar 3h pelás en Sevilla. ¿Sabes lo que eso significa?

    Un apunte teórico sobre las series. Daniels tal vez sea un poco intransigente con ese tema, pero estoy seguro de que al menos tiene su parte de razón:

    Si quieres mejorar coordinación, zancada, usar fibras rápidas, estirar y ampliar zancada, series rápidas (“R”), cortas y con mucha recuperación. Poco ácido láctico, poco sufrimiento muscular y de cabeza.

    Pero los intervalos (“I”), los “miles de toda la vida”, el objetivo (aunque sea un poco radical y exagerado) es permanecer una buena parte del entreno en zona de VO2max, por encima del 95% del esfuerzo y el pulso.

    Para eso es importante limitar las recuperaciones. Para tus miles (algo mejores que los míos, pero parecidos) trataría de recuperar 2:30 y si te encuentras bien 2:00. Eso los hace “aún más duros”, pero creo que es la manera de aprovecharlos. De ese modo aproximadamente los últimos 500m estás en ese >95%. Si recuperas mucho estás “en zona” sólo 1 minuto, si es que llegas.

    Para soltar piernas de cara a tu carrera lo que has hecho está bien (no es tan exigente como los miles “normales”, pero a mí me gusta más hacer unos “doscientos” muy separados y más rápidos. Cuestan menos (durante el esfuerzo y también después se nota), te dan la misma o más “chispa” y el esfuerzo de subir a pulsaciones muy altas lo dejas para el Domingo.

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Se lo que significa, que vas a mejorar mucho y muy deprisa y yo mejorare algo, espero. Ni me planteo las tres horas. Con 3:15-3:20 me conformo, no me veo para menos. Las series las hago sin ningun metodo, pero las cortas me dan mucho miedo, me parecen muy lesivas.

  3. Luis

    Hazme caso. Ahora estás bien para 3:20 en Mapoma con buena meteorología, el año pasado no cuenta (yo aflojé también unos minutos). Yo podría hacerlo AHORA y tú estás más fuerte. ¿En Sevilla? 3:15 ahora, yo soy capaz y de nuevo tú estás más fuerte.

    Lo de las series rápidas, prueba algún día con muy poca distancia (5x100m sientan bien aunque no sea “un entreno”), las que lesionan son los miles fuertes, los 200 un poco más rápidos son mucho menos lesivos.

Los comentarios están cerrados.