XXVI Trofeo Akiles

Para no perder la costumbre, yo también corrí el Trofeo Akiles. Una de las carreras más bonitas de cuantas se celebran en la capital. Quizás junto a Fuencarral, las más bonitas.

Al contrario que muchos de mis compañeros, yo no tuve muchos problemas en la salida, me puse en un lateral junto a Fernando y no tardamos mucho en poder correr con normalidad. Me lo tomé con algo de calma, ya que los primeros cuatro kilómetros se hacen muy duros y apreté los dientes de verdad en el último kilómetro que resulta favorable. Al final realicé un tiempo oficial de 42:48, algo más que hace una semana en Rivas, pero en un circuito más duro y tomándomelo con algo más de calma, por lo que no me puedo quejar. La próxima, Aranjuez.

Por cierto, la organización me pareció perfecta, afinando incluso en señalizar cada quinientos metros.

Anuncios