Archivo de la etiqueta: Fisioterapia

Otra sesión de fisioterapia

Había quedado con Josefa para que me diese otra sesión esta última semana. Hoy era el día y antes de ir a visitarla pensé en trotar un poco para ver exactamente donde me dolía. Hice una vuelta al trote a Parque Sur, unos tres kilómetros, y me sorprendió que las molestias en el glúteo eran inexistentes, pero que ahora lo peor eran los dolores por detrás de la rodilla.

Me dijo Josefa que se trataba de problemas en los isquiotibiales, por lo que se enfocó en ellos en la sesión de fisioterapia. Veremos si entre hoy y la semana pasada puedo participar en la maratón.

Curiosamente, hoy soy más optimista que ayer, pero no basta sólo con ser optimista.

Anuncios

Más fuera que dentro

El jueves 12 de abril fui a la fisio porque me seguía doliendo el glúteo y detrás de la rodilla. Se enfocó en el tema del glúteo y me dijo que no parecía una hernia discal, ni que tampoco fuese ciática. Eso es un alivio, pero las molestias siguen ahí.

Salí a probar hoy, nueve días después del último entrenamiento, para ver si las molestias me pudieran permitir participar en la maratón y la experiencia fue poco satisfactoria. Ahora mismo creo que tengo muy pocas posibilidades de poder acabar la carrera y quedan cinco días para la prueba.

Di una vuelta a Pradolongo, tratando de ir a mi ritmo, por lo que pronto me quedé solo. Lo preferí, mejor ir a mi ritmo que no obligado. Según iba corriendo veía que aquello no mejoraba, así que lo dejé poco antes de acabar la vuelta. Mal asunto.

Treinta y cinco años ya

El pasado martes, hace dos días, nuestro querido parque de Pradolongo cumplió nada menos que 35 años desde que fue inagurado el 6 de febrero de 1983. Como reza el monolito que se puede ver a la entrada del parque, entrando por la calle Rafaela Ybarra esquina Ricardo Beltrán y Rozpide, justo al lado de nuestro punto de encuentro.


Foto obtenida del Twitter de Pradolongo Se Mueve @PradolongoSM

Según cuenta el diario del País en este artículo de su edición del 7 de febrero de hacer treinta y cinco años:

El distrito de Villaverde cuenta oficialmente desde ayer con 11.200 metros cuadrados más de zonas verdes, correspondientes a la primera fase del parque de Pradolongo, situado frente al polideportivo municipal de Orcasitas. La fase inaugurada por el alcalde Enrique Tierno, en un acto semielectoral, ha sido realizada en los últimos ocho meses, con un coste de 130 millones de pesetas, y será continuada en el momento en que la Gerencia Municipal de Urbanismo termine de expropiar los 74.800 metros cuadrados previstos, que harán del nuevo parque el cuarto en extensión de todo Madrid, por detrás de la Casa de Campo, el parque del Retiro y el parque del Oeste.

Desde primeras horas de la mañana los vecinos del barrio de Villaverde comenzaron a acercarse al nuevo parque con objeto de adornarlo, ver al grupo de animación Bululu, escuchar a la charanga Carracuca y, sobre todo, darse una vuelta por las 11.2 hectáreas de terreno abierto a la calle Rafaela Ibarra y a la carretera de Carabanchel-Andalucía. Como consecuencia de la gran afluencia registrada, -había unas 5.000 personas-, el aparcamiento construido junto al parque, en la calle Rafaela Ibarra, quedó saturado, y el alcalde Enrique Tierno tuvo que estrechar, a su llegada, cientos de manos antes de poder acceder al puentecillo donde cortó una tela de gasa blanca a modo de acto inaugural. El parque así estrenado se compone por el momento de una serie de plazas circulares, unidas por sendas que delimitan espacios en donde se han plantados olmos, plátanos y árboles de hoja caduca. Alrededor de estos árboles se han colocado bancos y mesas ya que las zonas así tratadas se han concebido como abiertas al público, a diferencia de la zona perimetral cubierta de césped y arbolada con pinos y cedros.

Acabo de darme cuenta al pegar esta información que en 1983 la zona donde está el parque pertenecía al distrito de Villaverde; sin embargo, ahora pertenece al distrito de Usera ya que en 1987 hubo una reestructuración municipal y surgió este distrito de terrenos pertenecientes a Villaverde y Carabanchel.

Cuento esto porque el entrenamiento de hoy ha tenido poca historia, ya que ha sido uno de los más lentos que he hecho desde que tengo uso de razón. La verdad es que se trataba principalmente de probar cómo andaba la lumbalgia después de haber pasado ayer por las manos de Josefa y la prueba ha sido positiva. Espero que haciendo los estiramientos que me ha mandado me quite el dolor de una vez por todas, aunque no tengo claro si se me pasará si sigo corriendo.

Hice los 9,6 km en un tiempo de 55:24 @ 5:45 min/km. Una media realmente pobre.

Se obró el milagro

Ayer tuvimos una novedad. Una joven galga vino a correr con nosotros y tuve tan mala suerte que me torcí el tobillo izquierdo y me hice un bonito esguince. Parecía menos grave que otros que me he hecho en el tobillo porque no se hinchó mucho, pero aunque intenté seguir noté que no iba bien la cosa.

Siempre que he tenido un esguince he ido a Milagros “la curandera” para que me lo arregle y hoy lo he vuelto a hacer. Y como las otras veces, llegas fatal, te frota con alcohol de romero, te mueve el pie hasta hacer “clac” y te lo venda. Termina con un consejo: estar tres días sin que se moje la venda y sin quitarla. Nada más fácil. Y como nuevo: esta mañana casi no podía andar y ahora ando, ¿qué más puedo pedir?

Así que la cosa es fácil. Esperar tres días para quitar la venda y unos cuantos días más hasta ver el tobillo en condiciones y luego empezar a trotar. Si no fuera por Milagros estaría fácilmente un mes -como poco- sin poder correr.

esguince_antes esquince_despues
Antes de visitar a Milagros Esguince ya arreglado

Sobrecarga

Hoy he ido a visitar a Josefa después de casi una semana lesionado. Cuando he ido sólo tenía ligeras molestias, pero sobre todo lo notaba cuando subía una rampa. Me resultado curioso que lo que empezó siendo un dolor en la parte interna del gemelo, justo donde se une al tendón, al final me dolía en la parte de arriba, en la parte externa. Afortunadamente, no parecía rotura ya que no he visto nada rojo en ningún momento.

Josefa me ha comentado que era una sobrecarga y parece bastante razonable. Se empieza a ejercitar los músculos de distinta manera y si no te controlas, al final cargas los músculos y/o tendones más de la cuenta. Y eso es lo que ha debido pasar. Por lo menos la cosa ha sido de poca monta.

Lo peor es que voy a tener que olvidarme del descalcismo, porque veo que se me echa el tiempo encima. Parece que no, pero la maratón de NY está cerca y si sigo con los pies desnudos, me parece que al final no voy a conseguir ni una cosa ni otra. Así que me temo que dejaré estos experimentos para el año que viene, o al menos hasta que vuelva de la gran manzana.

Trabajo perfecto

No tenía pensado salir hoy ya que ayer estuve en la fisio a que me tratase la lesión; no obstante según iba pasando la mañana me iban entrando ganas de salir… y he salido y la verdad es que me he encontrado francamente bien durante los seis kilómetros que he recorrido. Además hacía un día verdaderamente primaveral que invitaba a salir.

He tratado de ir controlando para no ir demasiado deprisa y he tardado poco más de 32 minutos en recorrer los seis kilómetros. No me puedo quejar, sobre todo porque no me ha molestado la lesión. Creo que Josefa ha hecho un buen trabajo. Diagnóstico: sobrecarga en el gemelo. Dice que lo tenía muy, muy tirante.

Confío en poder entrenar con regularidad de ahora en adelante y olvidarme de la lesión. Ahora mientras escribo estas líneas me encuentro francamente bien.

Esguince en el ligamento anterior

Hoy he estado visitando a Josefa, la fisio. Cuando hablé con ella me comentó que podía ser una sobrecarga, pero en vivo y en directo me ha diagnosticado un esguince de grado I en el ligamento anterior.

Todo intrigado, después de la sesión, he buscado en internet que podía ser eso del ligamento anterior y creo que puede ser un esguince en el ligamento tibioperoneo anterior.

Hielo, ejercicios de andar de puntillas y con los talones y levantar las puntas de los pies con algo de peso, tirando del dedo pequeño.

Esperaré hasta el fin de semana para comenzar a trotar como me ha aconsejado Josefa.