XXXV Carrera del Árbol

No tenía previsto participar en esta carrera, pero una amiga me animó y poco antes de las diez de la mañana nos presentamos los dos en la línea de salida de la carrera, situada en la avenida de Buenos Aires. Allí estaba todo el mundo con su camiseta/dorsal de la carrera y su mascarilla puesta y tratando de mantener la distancia de seguridad. La verdad es que vi a todo el mundo muy respetuoso.

A las diez en punto dieron la salida y la primera sorpresa fue ver que en vez de girar a la derecha y tomar la avenida de la Albufera, como en las anteriores ediciones en las que había participado, seguimos rectos por la calle Pío Felipe donde nos encontramos una bonita cuesta.

Mi amiga quería probar cómo se encontraba y la vi bastante fuerte, apretando los dientes en las subidas, echando el resto en las bajadas y tratando de mantener un ritmo alegre en las partes llanas del circuito.

Fuimos adelantando gente casi todo el recorrido y al llegar a la pista de atletismo del polideportivo de Palomeras apretamos de lo lindo, no para ganar nada, ya que es una carrera no competitiva, sino para comprobar el estado de forma de mi amiga. Y doy fe que está muy bien, ya que hicimo 25:21 para los casi cinco kilómetros y medio de los que constaba la prueba, a una media muy razonable de 4:38 min/km. Ni qué decir tiene que mi amiga acabó muy satisfecha.

Una vez llegados a meta, sonrientes a tope

Un diez para el Club Deportivo el Árbol, organizadores de esta prueba.