Agua, sal y vinagre remedio para las ampollas

Hace ya unos cuantos años, la primera y única vez que hice los 100 kilómetros en 24 horas de Corricolari, acabé con unas ampollas horrorosas en los pies. Entonces me recomendaron que no me las explotara y metiera los pies en agua, sal y vinagre para curarlas. Y en aquel entonces me funcionó y esta vez, también.

Como el domingo acabé con una bonita ampolla en la planta del pie izquierdo, probé de nuevo el remedio para tratar de curar la ampolla. Empecé el domingo metiendo el pie y luego en días sucesivos. El lunes andaba cojeando, el martes ya podía andar bien, aunque no quise salir a correr y el miércoles estaba prácticamente recuperado. Así que hoy he salido a correr sin el menor temor.

Y la verdad es que no he tenido la menor molestia, además como he llegado tarde, he hecho menos kilómetros lo cual mi pie lo ha agradecido. No solamente han sido menos kilómetros, sino que han sido muy tranquilos como indica la media de 5:38 min/km en los 8 km que he realizado. Mucho mejor así dadas las condiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s