Jesús el reaparecido

Había quedado con mi tocayo a las 9:00 para hacer unos kilómetros a buen ritmo en el Parque Lineal. Ambos estábamos en nuestro punto de encuentro particular sobre la hora, así que pocos minutos después nos pusimos en marcha, después de ultimar unos estiramientos.

Nos pusimos en marcha y al llegar al Parque Lineal, sobre el kilómetro tres, empezamos a apretar. La idea era andar entre 4:40 y 4:45 y la verdad es que nos pasamos un poco porque hicimos unos cuantos por debajo de 4:40. De hecho la media de esos ocho kilómetros a ritmo vivo fue de 4:39 o sea, que nos pasamos un poco. Pero bueno, mejor más deprisa que más despacio.

Cuando acabamos el entrenamiento vimos que en el punto de encuentro de los jubilados había alguien. Nos acercamos allí y cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos con Jesús, que había bajado a probarse y estaba la mar de contento viendo que no había tenido ninguna molestia en la rodilla operada. Porque no lo he dicho, pero hace unos meses operaron a Jesús del menisco y hoy era su redebut, después de más de un año parado. Me alegro que ya esté mejor, es un auténtico campeón. De este modo fue como vimos a Jesús el reaparecido. Ojo, no confundir con Jesús el resucitado.


No es Jesús “el reaparecido” pero se parece mogollón

Hicimos en total 14,5 km en 1:11:57 @ 4:56 min/km haciendo ocho kilómetros a un ritmo de 4:39 que es un segundo más rápido del objetivo inicial, o sea, perfecto.

Anuncios