El calor no nos amedrenta

Sí, reconozco que el título de esta entrada tiene truco. El verbo amedrentar siempre me ha gustado y eso que prácticamente no lo utilizo y cuando lo hago, la mitad de las veces lo digo mal. ¿Alguien es capaz de conjugar, sin temor a equivocarse, por ejemplo, el presente de subjuntivo de este verbo?

No tengo claro cual es el motivo por el que me atrae esta palabra, pero resulta de un sonoridad impactante. Quizás por eso o quizás porque me trae a la memoria palabras de mi infancia que ya casi ni utilizo: riostre, troje, albañal, fanega, desollón, celemín, jalbegar, raña, badila, etc.

Bueno, a lo que iba, hoy hemos salido ya en plena canícula que parece que ha venido ya para quedarse, aunque lo mismo pensaba la semana pasada y menuda chupa de agua nos cayó el sábado… Pues eso, que ni el calorazo que hacía nos ha amedrentado (obsérvese que bien utilizado el verbo) y hemos corrido como galgos.

He llegado tarde y cuando no llevaba ni un kilómetro me he encontrado con mis compañeros que ya llevaban casi kilómetro y medio, así que me he enganchado a ellos y me he ahorrado quinientos metros, que nunca viene mal.

Después de una primera vuelta relativamente tranquila, luego hemos apretado (sin que nos amedrentara el calor) y hemos empezado a bajar los tiempos por kilómetro: 4:55, 4:43, 4:31 y 4:30. Perfectamente preparados para el Trofeo de San Lorenzo del próximo domingo. En total han sido 8,6 km en 45:29 @ 5:15 min/km.

Anuncios