XXXVII Carrera Popular Toledo-Polígono

Hoy he participado por primera vez en esta carrera que se celebra en Toledo. Parte de la Puerta de Bisagra, en el centro de Toledo y llega al Polígono, que es un barrio situado más allá del casco histórico, por lo que la llegada y la salida están a bastantes kilómetros de distancia y, por lo tanto, hace que la logística se complique un poco. Debido a eso, llegamos a Toledo con bastante tiempo de antelación. Tanto que debimos ser los primeros que retiramos el dorsal, ya que llegamos minutos antes de las siete de la tarde a recogerlo. Y la carrera comenzaba a las nueve.

En esta ocasión había la posibilidad de apuntarse por parejas. Existían tres tipos de parejas: chico-chico, chica-chica y mixtas. Nosotros nos apuntamos, obviamente, a la de parejas mixtas y nos dieron a los dos el mismo dorsal: el 1006. Para poder optar a la clasificación por parejas había que entrar en meta los dos juntos. No valía llegar cada uno por su lado y sumar los tiempos.

Nos dirigimos en coche hacia la meta, siguiendo a una de las furgonetas de la organización y cerca de la llegada aparcamos el coche y preguntamos a una pareja de toledanos paseantes si sabían donde se podía recoger el autobús para ir a la centro. Amablemente nos indicaron que frente a la residencia de ancianos se podía coger el 62 que te dejaba en la misma Puerta de Bisagra.

Estábamos esperando tranquilamente el autobús cuando recibimos la primera sorpresa del día. De repente encontré a una amiga, compañera del instituto, que llevaba casi treinta años sin verla. Fue una gran alegría encontrarla. Después en meta tuvimos tiempo de charlar un rato.

Al poco llegó el autobús, nos montamos, pagamos 1,40 € per testa por el trayecto (más caro que en Madrid) y vimos que el autobús iba repleto de corredores que habían hecho lo mismo que nosotros. Sólo que ellos fueron más espabilados porque cogieron el autobús una parada antes y les salió gratis porque lo pagó la Asociación de Vecinos “El Tajo” que son los que organizaban la carrera.

En el autobús también nos encontramos con caras conocidas. Una de ellas era la de Ana, paisana de mi acompañante que nos hizo una bonita foto con la Puerta de Bisagra al fondo.

poligono-2014-bisagra
Con la Puerta de Bisagra al fondo

Después de las fotos, estuvimos dando una vuelta por el mercadillo medieval que habían montado en la Vega. Sobre todo había tenderetes con comidas de todo tipo que invitaban a comer. No pude evitar comerme una chuche gigante.

poligono-2014-chuche
Energía para los últimos kilómetros

No llegábamos a quinientos atletas, por lo que había bastante sitio en la salida. Nos colocamos cerca de la línea de salida, pero sin pasarnos. Dieron la salida, atravesamos la Puerta de Bisagra y comienza la primera subida hacia Zocodover, menos mal que sólo un poco y enseguida comenzamos a bajar por una pendiente pronunciada, haciendo unas cuantas zetas hasta llegar a la zona llana, junto al río. Habíamos completado el primer kilómetro. De nuevo comienza una subida buscando el puente de Alcántara. Después del puente, una buena bajada para llegar al Paseo de la Rosa y ahí comienza un tramo llano hasta que acaba el paseo, donde se gira a la derecha hasta llegar a un polideportivo donde se abandona el asfalto y comienza una bonita subida, bastante larga, engañosa, que se hace dura. Menos mal que ya se iba notando que el sol se había ocultado y la temperatura había bajado.

Se corona el punto más alto poco antes del meridiano de la carrera, se pasa por un puente que atraviesa la A-42 (la misma que pasa al lado de mi casa) y comienza una pequeña subida preludio de otra bajada de pronunciada pendiente. Aún seguimos corriendo cerca de los pinos, pero el piso es de nuevo asfalto, se acabaron los caminos.

Siguiendo por ese camino asfaltado se acaba entrando al barrio del Polígono. Primero pasando por detrás del centro comercial y luego por delante del monstruoso hospital que están construyendo o al menos deberían de estar haciéndolo, porque no se ve actividad por allí.

Por ese punto, sobre el kilómetro 7,5 observé que íbamos acortando terreno a una pareja “de las nuestras”. Antes de comenzar la carrera nos habíamos cruzado con ellos, que llevaban el traje de Bicicletas Pina y nos parecieron muy profesionales, que íbamos a tener poco que hacer. Aún así, animé a mi compañera a que acelerase un poco porque veía que aunque íbamos recortando, no tenía muy claro si el ritmo que llevábamos iba a ser suficiente para alcanzarlos. Mi compañera no aumentó el ritmo, pero al menos no lo disminuyó y de este modo la distancia que nos separaba era cada vez menor.

El chico de la pareja se dio cuenta que íbamos cerca y empezó a animar a su compañera, pero debía ir con pocas fuerzas porque seguíamos acercándonos amenazadoramente. A falta de 500 metros ya íbamos prácticamente detrás. Ahí se gira a la izquierda y comienza una cuesta abajo. Acabando la cuesta abajo la chica se dio cuenta de nuestra presencia y aceleró. Ese fue su canto del cisne, porque ya en la recta de llegada, en los últimos cien metros, mi compañera sacó fuerzas no sé de donde y se puso a acelerar como una loca. Tanto que en esos últimos metros conseguimos distanciar a la otra pareja en diez segundos, llegando a meta con un tiempo oficial de 49:33.

poligono-2014-meta
Tras pasar la línea de meta

Ese sprint brutal de mi compañera sirvió para que consiguiéramos llegar como la décimo sexta pareja clasificada, pero lo mejor es que fuimos ¡¡¡la tercera pareja mixta!!! Así que he conseguido subir al pódium por tercera vez en mi vida en una carrera pedestre. Aunque esta vez todo el mérito ha sido de mi compañera, todo hay que decirlo. Eso no quita que esté más contento que unas castañuelas.

carrera-poligono-2014-podiop
Recibiendo nuestro trofeo de tercer clasificados

Una bonita carrera a un precio razonable (5 €) aunque tenga el problema de tener la salida en distinto lugar de la llegada. Por ese precio al llegar nos dieron una camiseta de algodón, una botella de agua, refrescos, cerveza de barril y naranjas. Además hubo sorteos varios. Una carrera recomendable.

Las fotos de la llegada y del podio son de Aurelio Gómez Castro. Gracias.

Anuncios