A buenas horas mangas verdes

Mi madre siempre me soltaba esa expresión cuando hacía algo a destiempo. Es lo mismo que les digo a los del ayuntamiento de Madrid por su respuesta a mi sugerencia del día 6 de noviembre sobre el problema con la iluminación del parque de Pradolongo. Hoy, más de tres meses después me responden y además la respuesta es claramente una falacia porque sigue habiendo zonas sin iluminar en el parque. Y no hablo de una farola ni dos.

A su favor debo decir que después de la sugerencia del 6 de noviembre, el alumbrado mejoró, así que aunque no me contestaran, algo hicieron.

Su repuesta es:

Madrid, a 11 de febrero de 2014

Estimado Sr. GARCIA:

En relación con su escrito de 6 de noviembre de 2013, le informamos según indican los servicios técnicos municipales, que el alumbrado público en el Parque Pradolongo, a fecha de hoy, funciona con normalidad, habiendo sido comprobado por nuestro Departamento de Alumbrado Público.

La última incidencia en la instalación de alumbrado público en el mencionado parque se origino por un intento de robo el último fin de semana de enero, quedando reparada la instalación con fecha 27 de enero de 2014.

Aprovechamos esta oportunidad para agradecerle la utilización del Sistema de Sugerencias y Reclamaciones, le hacemos llegar nuestras más sinceras disculpas y le agradecemos su interés en la mejora de los servicios públicos prestados.

Atentamente,

DIRECCIÓN GENERAL DE VÍAS PÚBLICAS Y PUBLICIDAD EXTERIOR


Hoy ha hecho un día de perros en Madrid. A mediodía era horroroso el aire que hacía y la lluvia que estaba cayendo. Era para pensarse lo de salir a correr, menos mal que por la tarde dejó de llover. Aunque el parque estaba embarrado se podía correr aunque hubiese que saltar de vez en cuando para sortear algún charco.

Nos juntamos cuatro en el parque y Joaquín nos dio la grandísima noticia de que empezaba a notarse mejor de su mal que con el que ha convivido más de un año. Dentro de poco no habrá quien le siga. De hecho, hoy no podía seguirle cuando han apretado el paso. Principalmente porque tenía unas molestias terribles en la boca del estómago que se incrementaban cuando aumentaba la velocidad, así que en el entrenamiento de hoy me ha tocado sufrir de lo lindo.

El problema era debido a los gases, ya que según he ido expulsándolos, me iba molestando menos. Tal es así, que a falta de unos 600 metros he encontrado el alivio total y al menos en ese último tramo he ido más tranquilo.

En total han sido 10 km en un tiempo de 51:31 @ 5:09 dando las gracias por terminar un entrenamiento tan desagradable.

Indumentaria: pantalón de yoga, camiseta de algodón de la carrera de Usera, chaquetilla negra del Decartón, calcetines cortos y guantes.

Resultado: lo mismo que estos días: ampollas en glúteos, alguna en la cintura (pocas) y alguna también en la espalda, por debajo del omóplato.

Anuncios