Casualidades de la vida

Conozco a Antonio desde hace los menos 15 años. Hemos entrenado juntos bastantes veces hasta que le dio el arrechucho, que le dejó imposibilitado para correr. Aún así, hemos coincidido un montón de veces en el parque y hemos caminado juntos bastantes kilómetros cuando he estado lesionado. Pues bien, después de tanto tiempo hoy nos hemos dado cuenta de que ambos ¡cumplimos años el mismo día! Sólo que él alguno más que yo. Como curiosidad, decir que también cumple años el mismo día que nosotros Joaquín Sabina.

Dado que ayer fue mi cumpleaños, no podía faltar una rica tarta con sus correspondientes velas. Esta vez tocó un tiramisú, que estaba de vicio. Tanto, que me pasé con el dulce y tuve que dar un paseo después de cenar para digerirlo.

tiramisu
Al rico tiramisú

Hoy ha hecho un día extraordinario, con una temperatura que rozaba la primavera. De nuevo se cumple aquello de febrerillo loco porque si el martes hacía un frío considerable, hoy estábamos sobre los 12º cosa que se agradece, aunque iba sudando como un cosaco.

Como tenía algún remordimiento, hoy salí a correr con intenciones de quemar el dulce que había ingerido el día anterior. Y entre mis ganas y la de los demás, salió un entrenamiento rápido, muy rápido. Sólo decir que en la primera vuelta fuimos a un ritmo de 5:05 (la primera que suele ser siempre muy lenta) y en la segunda a 4:34 min/km. Además de esos diez kilómetros, añadí un par de ellos más, de esta forma totalicé 12 km en un tiempo de 58:25 @ 4:52 min/km.

Hoy he estrenado un pantalón que me regalaron ayer que según parece transpira muy bien y la verdad es que debe ser así ya que acabé con menos ampollas en los glúteos que en días anteriores. Eso sí, las ampollas en la cintura, donde coincide con el elástico del pantalón, no me las quita nadie. El próximo lunes voy al dermatólogo a ver qué le parece el asunto.

pantalon-nike
Pantalón muy similar al nuevo

Anuncios

2 pensamientos en “Casualidades de la vida

Los comentarios están cerrados.