Asustadito

Ayer hizo una visita al oftalmólogo. Tenía que hacerme una OCT. Perdí por los pelos el autobús que me hubiese llevado a la clínica sin premura de tiempo y el siguiente que pasó, quince minutos tarde, hizo que tuviese que acelerar el ritmo si quería llegar a tiempo. Ahora bien, ¿qué nos está contando este tío sobre la OCT y la oftalmología?

Pues bien, como ya iba con la hora justa me puse a cruzar una calle “a las bravas” y tuve que acelerar el paso para no ser pasto de los vehículos de cuatro ruedas, que a veces tengo la sensación de que aceleran cuando te ven cruzar indebidamente. A lo que iba, esa aceleración me provocó una molestia en la parte de arriba del gemelo izquierdo y ya pensé que de nuevo se iba a truncar la transición.

Off topic de nuevo: cuando te hacen la OCT te echan unas gotas en los ojos para dilatarte la pupila que luego me tiré hasta que me acosté viendo en cuatro dimensiones… por lo menos.

Cuando salí hoy a entrenar no tenía muy claro si iba a poder correr los cuatro minutos de rigor que correspondían a esta semana, pero los estiramientos de antes de empezar y la caminata, que fue a buen ritmo, debieron de ponerme los músculos a tono porque pude hacer los cuatro minutos sin la más mínima molestia. Imagino también que ese dolorcillo no era para tanto.

De nuevo el GPS tardó lo suyo en sincronizarse con los satélites. Ya llevaba más de diez minutos cuando le dio la gana ponerse a punto, así que el entrenamiento marca 5,36 km pero en realidad es un entrenamiento calcado al del martes, excepto por el ritmo que fue algo superior, pero en estos entrenamientos el ritmo no importa… lo mismo que el tamaño.

Podemos por lo tanto decir que fue un entrenamiento de aproximadamente 5,8 km de los cuales hice 5 km andando y 4 minutos corriendo con las Minimus. Y bien, muy bien. La transición sigue su curso sin prisa pero sin pausa.

Anuncios

2 pensamientos en “Asustadito

  1.  Javier BM  (@iSchumi_)

    Debes de tener mas paciencia con los gemelos sobre todo en transicion, registrar molestias o tensiones es de lo mas normal. No le des mayor importancia.

    Sobre lo de acelerar… a escasos metros del Pradolongo un tio no tuvo reparos en intentar atropellarme, como tu dices, empece a cruzar y de repente acelero, me confirmo de viva voz q efectivamente no le hubiera importado. Si llego a ser otro lo saco por la ventanilla pero como uno quiere evitar problemas, lastima no haber nacido macarra.

    Lo dicho, paciencia con los gemelos… es normal registrar molestias.

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Hola Javier:

      Lo de los gemelos parece que ha sido una falsa alarma. Hoy los tengo mejor.

      Y lo los cretinos al volante, los hay para todos los gustos. Mejor ni hablar de ello.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.