Bonito negocio

El pasado miércoles 25 de abril se celebró el sorteo para ver quien puede participar en la maratón de Nueva York. A los organizadores de este evento se les ocurrió un buen día que no sería mal negocio que cualquiera pudiera apuntarse (pasando por taquilla antes) aunque se pasasen del cupo. Luego se hacía un sorteo entre todos y sólo pueden correr los agraciados por sorteo. Aparte de esta manera de poder participar, también piden unas marcas mínimas que dan acceso a la inscripción sin entrar en sorteo (yo he tenido la suerte de entrar así).

El negocio consiste en que 100.000 individuos paguen 11 dólares por poder participar en ese sorteo y que luego sólo 45.000 puedan correr. Vamos, que se meten 1.100.000 dólares by the face. Claro, que luego esos afortunados tienen que soltar un pastizal para realizar la inscripción. Lo dicho, un bonito negocio.

Al igual que ayer, hoy también era festivo en los madriles, así que he aprovechado también para salir a correr un poco. De nuevo a un ritmo muy tranquilo durante las dos vueltas y con suerte porque no nos ha llovido durante el entreno, con lo que está cayendo estos días, que parece que en estas últimas semanas quiere llover lo que no ha llovido en todo el invierno.

Han sido 10,5 km en un tiempo de 56:00 @ 5:20 min/km. Seguimos recuperando las piernas.

Anuncios

5 pensamientos en “Bonito negocio

  1. Javier BM  (@iSchumi_)

    Y que son las carreras populares si no un “bonito negocio”, Pongo el ejemplo reciente de la carrera esta de “runners vs zombies”, como me podeis cobrar 25 € para que alguien me persiga durante 10 km??? Lo siento pero a mi no me tangan mas, bastante caro sale correr en concepto de zapatillas, plantillas, comida… como para encima pagar y pagar y pagar por correr.

    Esta claro que lo de NYC es diferente pero… a mi me parece un completo abuso.

    Un saludo maquina

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Hola Javier:

      Ya había visto lo de los zombies. Está claro que organizar carreras populares es un negocio en estos tiempos de crisis y muchos se apuntan al carro con chorradas de este tipo. A mí desde luego que no me esperen.

      Y lo de Nueva York, es una pasada de caro, pero es como peregrinar a La Meca, se hace una vez en la vida.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.