¡Qué mal rollo!

Hoy tocaba la primera tirada larga de cara a la maratón de Madrid. Llamo tirada larga a todo entrenamiento de una distancia superior a una media maratón. Tengo (o tenía) previsto hacer tres tiradas largas: hoy tocaba 25 km, el próximo domingo, 30 km y el siguiente, otra vez 25 km. Ya veremos si puedo cumplir este plan porque he tenido problemas en el gemelo derecho, justo después de pasar el meridiano del entreno.

Había divido el entrenamiento en tres tercios: el primero de 8 km a un ritmo de 5:15, el segundo también de 8 km a 5:00 y el tercero de 9 km a un ritmo de 4:45. Curiosamente, el tramo que más me ha costado ha sido el primero porque las piernas se me iban, no podía contenerlas. El segundo, me ha resultado bastante llevadero y el tercero, pensaba que me iba a costar más después de llevar 16 km en las piernas, pero he podido mantenerlo bien. De propina y para terminar el entrenamiento, he acabado subiendo la cuesta de la calle del Parque de la Paloma, para ir acostumbrando la mente y las piernas a la cuesta de Alfonso XII.

Hoy hacía bastante calor, quizás el día más caluroso del año, por lo que me ha venido de perillas la gorra y la botella de agua. He salido dirección el Parque Lineal y he ido francamente bien a la ida, con un ligero problema de rodilla no preocupante, pero ha sido justo dar la vuelta para volver por donde había venido cuando he notado el gemelo derecho muy tirante, excesivamente tirante, como si tuviese una contractura. Me he asustado un poco, pero he podido continuar sin excesivos problemas, pero ahora noto que estoy un tanto fastidiado. Peligra mi participación en la maratón de Madrid. Tampoco es que me preocupe demasiado, pero ya que estoy inscrito…

He acabado con 25,2 km en un tiempo de 2:05:20 @ 4:57 min/km haciendo los tres tramos a un ritmo de 5:11 el primero (8 km), 4:57 el segundo (8 km) y 4:49 el tercero (9,2 km). Ese último tramo ha sido algo más lento de lo previsto debido a la última subida, donde el ritmo se me ha ido un poco.

Ahora mismo soy un poco pesimista, veremos si esta semana a base de estiramientos y automasaje la cosa mejora, aunque sospecho que tendré que visitar de nuevo a Josefa.

Ayer, como todos los sábados, me subí a la báscula. Marcaba 66,8 kg, un peso más bajo de lo habitual, se nota que entrené el día anterior.

Anuncios