VII Media maratón de Villarrobledo

He tenido la suerte de poder participar en la VII edición de la media maratón de Villarrobledo. Digo suerte porque se trata de una de las carreras mejor organizadas que he visto, con un ambiente fenomenal y un recorrido muy atractivo. Además, para redondear la jornada la climatología se portó bien, quizás un poco de viento, pero no mucho.

El único pero es la lejanía de esta localidad, que se encuentra a más de 200 km de Madrid, lo que nos obligó a darnos un buen madrugón y a eternizarnos a 110 km/hora por esas carreteras. Afortunadamente llegamos con tiempo suficiente para recoger los dorsales, estirar y calentar unos minutillos.

El culpable de que fuésemos a esta carrera es Joaquín, un compañero de entrenamientos natural de esta localidad. Estaba especialmente motivado porque corría como local y podía llevarse algún trofeo, según le había comentado un paisano suyo. Por este motivo, hice toda la carrera con él tratando de que se llevase el premio. Para su desgracia, el fallecimiento de un tía suya la noche anterior había provocado que durmiese muy poco, por lo que no se veía en buena condición.

Excepto el primer kilómetro que hicimos cada uno por nuestra cuenta, el resto fuimos codo con codo durante la carrera. Flaqueó en algunos momentos, pero traté de animarle, pero lo que más le animó fue ver a un paisano suyo en una de las revueltas. Eso hizo que aumentáramos un poco el ritmo y pocos kilómetros después, sobre el 16,  conseguimos sobrepasar a su “enemigo” local. Desde allí a meta, volvió a sufrir otra pequeña crisis pero la superamos disminuyendo un poco el ritmo.

Viendo que podíamos bajar de la mítica barrera de la hora y media aceleramos el paso lo que pudimos, pero justo unos metros antes de atravesar la línea de meta cambiaron los dígitos del 29 al 30. Llegué a meta con un tiempo bruto de 1:30:04 aunque neto de 1:29:51 y muy contento porque conseguí bajar de 1h30 por segunda vez en mi vida, pero sobre todo, por haber ido con el compañero toda la carrera, aunque él, que salió un poco antes, se quedó con un tiempo neto de 1:30:01. Una copia de la clasificación de la carrera se puede encontrar aquí.

Aparte de sacar un listado de las clasificaciones, la empresa cronometradora daba unos tickets a cada cual que lo solicitase con los tiempos brutos y netos y los puestos realizados. Aquí está el mío.

Ticket con el tiempo realizado
Ticket con el tiempo realizado

Como comenté al principio, la organización rozó la perfección. Antes de la carrera, muy bien la entrega de chips y dorsales y el guardarropa, sin ninguna cola. Durante la prueba, multitud de voluntarios en los cruces, agua cada cinco kilómetros y –esta es la única pega- los kilómetros raramente señalizados ya que casi todos estaban en la parte baja, sobre la acera en unas minúsculas señales de tráfico y otros estaban arriba, pegados en algunos rótulos de tiendas. Pero lo mejor fue después de la carrera ya que la bolsa del corredor era abundantísima: camiseta técnica, calcetines, agua, bebida isotónica, naranja, manzana,  bote de lentejas, ajos, queso y ¡botella de vino de la tierra! Además de la bolsa del corredor, habían dispuesto varias hileras de mesas y una barra donde se podía disfrutar de vino, cerveza, queso, chorizo, lomo, frutos secos, patatas fritas y alguna cosa más que seguro ya no recuerdo. Todo por la módica cantidad de 8 €.

La jornada fue redonda porque varios de mis compañeros consiguieron un trofeo. Mi compañero de fatigas durante la carrera consiguió al final el tercer puesto de su categoría de los locales. Emilio, con sus 65 añazos, se hizo con el primer puesto en su categoría. Otra compañera hizo su MMP en la distancia (bajó seis minutos dejando su marca en 1:45:44) y también se subió al cajón, siendo la tercera de su categoría. Todo un festival de trofeos.

Dos campeones
Dos campeones

Anuncios

8 pensamientos en “VII Media maratón de Villarrobledo

  1. Luis de la Torre

    …Y encima parece que podías haber apretado un poco más si llegas a ir solo!!!

    Vas a hacer un gran maratón porque ya lo llevas entrenado. Si no “rompes nada” ni te pasas, te veo muy fuerte. Yo ayer corrí unos kilometrillos a mi ritmo umbral “de ahora”, de 4:16 y voy muy justito, no creo que descansando bien ahora fuese capaz de hacer 1:30 en media en llano.

    Ahora a recuperar las piernas, que vas bien.

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Hola Luis:

      La verdad es que la marca me sorprendió incluso a mí, ya que había dormido poco y no me encontraba muy allá antes de empezar. Sin embargo la carrera se me dio genial. Imagino que el ir acompañando a otra persona que va un poquito más floja que tú conlleva a ir unos segundillos más despacio que te vienen fenomenal para no exprimirte al máximo y terminar con muy buenas sensaciones.

      De momento no tengo ninguna pretensión para Mapoma por lo que todo lo que “caiga” bienvenido sea.

      Saludos.

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Hola Gonzalo:

      Gracias, la verdad es que tuve un buen día, mucho mejor de lo que podía esperar.

      Saludos.

  2. emilio 2

    enhorabuena para los campeones pradolongueros , y para ti y joaquin sois unos fenomenos , ya veo que merecio y mucho la ilusion el viaje ,

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Muchas gracias, no salió mal del todo, aunque lo que me gustaría es hacer en Mapoma lo que tú en Barcelona.

Los comentarios están cerrados.