Un buen grupo

Los sábados y domingos los Pradolongueros quedan a las nueve de la mañana. Hacía bastante tiempo que no iba a ninguna de estas citas matinales, pero hoy sí me he acercado y me he quedado sorprendido de la gente que había. Nada más y nada menos que siete nos hemos juntado, de los cuales había algunos de los habituales de la mañana y el resto éramos los de jornada vespertina. Ha resultado muy agradable el entrenamiento entre tanta buena gente.

El martes corrí bastante deprisa. El jueves tampoco es que fuera despacio, así que hoy se trataba de trotar… pero sin llegar a caer en el trote cochinero. Primera vuelta muy tranquila y la segunda, algo más rápida, algo por encima de los cinco minutos por kilómetro.

El otro día comentábamos que corriendo por la mañana se nota más el fresco porque la temperatura es más baja, hay más sombra y además suele estar en funcionamiento el riego automático. Pensamos que para que la cosa fuese completa sólo faltaría que estuviesen funcionando las “cataratas” de Pradolongo. Pues bien, curiosamente hoy estaban funcionando como se puede ver en la foto.

pradolongo-cataratas
Cataratas en el parque de Pradolongo

Estas cataratas o cascadas, que suelen estar sin funcionar, se hicieron gracias a los deseos de los vecinos cuando se construyó el parque, allá por principio de los ochenta.

En este interesante artículo habla de la construcción del parque y sobre este tema dice: Uno de los datos sobre deseos mayoritarios que se desprenden de la encuesta es que los vecinos quieren “un río con cascadas”. Bien, tanto como un río, no, pero un arroyo, sí. El cauce del arroyo de Pradolongo se conserva y, a veces, con agua. En base a esto se pretende que el parque mantenga dicho cauce, ampliado, por el que vuelve a discurrir el agua. También habrá un estanque.

El arroyo Pradolongo nace en Carabanchel Bajo de un manantial y desemboca en la Carolina. Ahora casi todo el cauce es subterráneo; sin embargo, aún se puede ver el cauce del arroyo donde vierte esa cascada. Aunque, como ya he comentado, las cataratas casi siempre están secas.

Y una curiosidad más sobre el parque, algo que he leído en internet: La vida de los más pequeños discurría con alegría. Jugaban en las Praderas del Pradolongo y ensuciaban sus pantalones de la semana. El actual parque era un bello paraje por el que discurría un arroyo, aunque siempre estaba lleno de ratas.

Dimos un par de vueltas en buena armonía, totalizando 10 km en un tiempo de 54:03 @ 5:24 min/km

Anuncios