Comprobando el estado del tobillo

El martes 15 de abril me hice un esguince. Al día siguiente fui a ver a Milagros y me lo arregló. He estado un par de semanas sin correr por precaución más que nada, porque estoy convencido de que hubiese podido ponerme a correr a la semana. Pero como tampoco llevo ninguna prisa, como no estoy preparando nada, no iba a precipitarme en la reaparición.

Hoy no iba a salir, pero a última hora cambiaron los planes y pude acercarme a Pradolongo para correr con los compañeros. No quise forzar en absoluto ni meter muchos kilómetros, así que cuando acabé la primera vuelta me fui para casa. El tobillo no me molestó en absoluto, sólo un pequeño “recordatorio” de que algo había allí. De nuevo Milagros ha vuelto a hacer un trabajo impecable.

Sólo fueron 5 km en un tiempo de 29:17 @ 5:51 min/km. Un ritmo genial para comprobar el estado del tobillo después del esguince.

Anuncios