Por parejas

Hemos aparecido en el punto de encuentro cinco compañeros, de los cuales dos iban con la camiseta amarilla de la carrera del barrio del Zofío, otros dos con una camiseta gris de Mapoma de hace unos cuantos años y la quinta, con otra camiseta, esta ya desparejada. Parecía una competición por parejas y un árbitro. Aunque al final ni competición ni nada, cada uno por su cuenta.

Tres se pusieron a correr y yo, como en las últimas semanas, he empezado el entrenamiento andando. Esta vez Joaquín, que sigue con sus molestias abdominales, me acompañaba al trote cochinero, de esta manera íbamos dándole a la húmeda y el ritmo no era todo lo rápido que me hubiese gustado, de todas formas, iba algo molesto de la rodilla. Curiosamente, esas molestias en la rodilla desaparecieron por arte de birlibirloque cuando estuve corriendo los cinco minutos correspondientes con la técnica de metatarso. Me encontré francamente bien corriendo y hubiese podido seguir más tiempo, pero hay que ser prudente e ir poco a poco, muy poco a poco.

El martes anduve bastante deprisa, pero hoy iba algo más despacio, así que hemos tardado poco más de 45 minutos en hacer los 5 km. Luego me he puesto a correr, pero a los dos minutos he parado porque nos hemos encontrado con Macu que venía con una bonita camiseta para una buena amiga, una camiseta con la leyenda: Pradolongirls. Me ha gustado bastante, muy sencilla y bonita.

Como esos dos minutos no contaban, me he puesto en marcha otra vez para hacer los cinco que debía hacer. Así que hoy he totalizado siete minutos corriendo, pero no se lo digan a nadie, que no se entere mi entrenador…

Anuncios