En buena compañía

Hoy había salido con la idea de hacer unos cuantos miles y ya sobre la marcha lo he comentado con los compañeros por si alguno estaba por la labor. Miguel se ha animado a hacer conmigo los miles y creo que ha sido el mejor compañero porque tenemos un nivel muy similar. Está claro que este tipo de entrenamientos es mucho mejor hacerlo en compañía.

Después de un calentamiento de poco más de 4 km nos hemos colocado junto al estanque con la intención de realizar esos miles a 3:55. El primero se nos ha ido un poco (4:00), pero no ha estado mal para empezar. Siempre es mejor hacer el primero lento que rápido. Los demás los hemos clavado a 3:55 excepto el último donde hemos echado el resto y hemos conseguido hacerlo en 3:44. El tiempo de recuperación entre los miles ha sido de aproximadamente dos minutos, excepto antes de empezar el último que nos hemos tomado algunos segundos más para darlo todo.

Curiosamente, el mejor de la serie ha sido el tercero. En los dos primeros no conseguía encontrarme cómodo con el ritmo y en los otros, ya notaba las piernas cansadas. Y en el último porque nos hemos picado el uno con el otro, de lo contrario ni bajo de cuatro.

Seis miles
Seis miles

Después de los seis miles, trotando hasta casa y me ha llamado la atención que después de estirar he notado que tenía las piernas en bastante buen estado aunque en mi cara notaba lo duro que ha sido el entrenamiento. Veremos si este entreno se nota -para bien- en la próxima carrera donde tengo intenciones de atacar los cuarenta minutos.

Entre unas cosas y otras han salido 11,8 km en un tiempo de 1:02:49 @ 5:18 min/km, aunque como siempre digo en estos casos, el tiempo total no tiene importancia.

Anuncios

2 pensamientos en “En buena compañía

    1. correresmireligion Autor de la entrada

      Hola:

      Bueno… cuando haces series hay que ir a tope, aunque lo de lastres en los pies no es mala idea, luego cuando te los quitas, vuelas.

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.