Si es por una buena excusa no importa salir solo

Hoy he salido solo a correr, no he quedado con mis compañeros habituales porque quedamos los martes y este martes no voy a poder salir porque tengo una cita muy importante: ¡Es el cumpleaños de mi madre! No es un día cualquiera, no.

Y aprovechando que esta entrada no la escribo el lunes sino unos cuantos días después aprovecho para poner una foto del evento acompañado de la joven cumpleañera y de mi hermana.


Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz

Lo dicho, como el martes no iba a poder salir, salí el lunes y por aquello de ir solo se me ocurrió hacer algo diferente y me fui a Madrid Río. Atravesé el Parque de Pradolongo y pasé junto a la estación de Cercanías de Doce de Octubre hasta llegar a la calle de Antonio López. Recorrí un tramo de Antonio López para desembocar en el carril que forma parte ¿o no? de Madrid Río. Ya en Madrid Río tiré dirección Norte pasando por el nuevo centro comercial hasta llegar al Puente de Toledo. Unos metros más allá sonó el quinto kilómetro y me di la vuelta para volver por el mismo sitio por donde había venido. No tuvo mucha historia el entrenamiento todo sea dicho de paso.

Fueron en total 10 km en un tiempo de 52:46 @ 5:16 min/km.

Anuncios