Con Simba

Íbamos corriendo Joaquín y yo cuando nos hemos cruzado con un gran corredor, al que se le conoce como Simba. Se trata de un corredor veterano de buen nivel, que no es extraño verlo encima del cajón. En la segunda vuelta le hemos convencido de que viniese con nosotros.

Y no corre mal, no, que hemos empezado a aumentar el ritmo kilómetro a kilómetro y el tío aguantaba como un campeón. Hemos llegado a hacer un kilómetro a 4:08 y nada, impasible. No me extraña que este hombre se suba al cajón de vez en cuando.

Por cierto, que hoy es mi santo, San Miguel.

En total han sido 9,7 km en un tiempo de 52:19 @ 5:22 min/km.

Anuncios