Espiando al enemigo

Hoy he quedado de nuevo con Miguel a las 8:30 para hacer una tirada larga por el parque Lineal. Si la semana pasada fueron 16 km los que hicimos, hoy hemos aumentado un kilómetro más, para ir en progresión con la mente puesta en la media de Villaverde donde veremos el interesante duelo Joaquín vs. Miguel.

Como entreno martes y jueves con Joaquín y algún sábado con Miguel, siempre le digo a Joaquín que voy los sábados a espiar a su enemigo. Y la verdad, lo único que puedo decir es que Miguel está muy bien. De los 17 km que hemos hecho de entrenamiento, 11 km han sido a un ritmo controlado de aproximadamente 4:30, que al final, echando cuentas, he visto que han sido 4:31. Y mi tocayo se ha metido esos 11 km casi sin despeinarse y yo, por el contrario, iba ya con la lengua fuera en los tres o cuatro últimos kilómetros.

De nuevo hemos vuelto a hacer el bucle del puente nuevo. La verdad es que me gusta más así, hacer ese bucle y no tener que volver como hacíamos antes, cuando se acababa el circuito así, de repente.

De este modo, haciendo tres kilómetros de calentamiento, luego once a un ritmo aproximado de 4:30 y otros 3 km de enfriamiento, hemos totalizado 17 km en un tiempo de 1:22:15 @ 4:50 min/km. Un buen entrenamiento, sin duda.

Anuncios