Ya está en las últimas

El Forerunner 405 ha sufrido algún que otro problema en estos cinco años y medio que llevo con el chisme. Sobre todo la correa, que parece ser el elemento más débil. En diciembre de 2011, cuando tenía un año y nueve meses de vida se rompió la correa por primera vez. Meses más tarde volvió a romperse el otro trozo de la correa.

Y ahora, se ha vuelto a romper la correa y después de comprar un recambio (20 euracos), al proceder a quitar la vieja, se han roto los enganches del pasador, como se puede ver (si se tiene buena vista) en la foto:

405-roto

Así que después de este grave problema, la única solución consiste en pegar la nueva correa con Loctite y ver si aguanta. De momento la unión parece fuerte. Ya veremos cuando sea utilizado asiduamente.


Hoy no tuvo éxito la convocatoria, así que me tocó correr solo. Los sábados me gusta ir al Parque Lineal para variar un poco y eso fue lo que hice. La idea era hacer tres kilómetros de calentamiento, diez kilómetros a ritmo de maratón y otros tres kilómetros de enfriamiento. Dicho y hecho. Salí de casa rumbo al Parque Lineal y al poco de entrar, se cumplió ese tercer kilómetro. Traté de ponerme sobre 4:35, que era el objetivo, y tratar de mantener ese ritmo durante una decena de kilómetros. Y me costó, ¡vaya si me costó! Notaba las piernas pesadas, quizás del entreno del jueves, pero unos segundos arriba, unos segundos abajo (más bien arriba) fui cumpliendo el objetivo fijado.

Para hacer los 16 km previstos, llegué hasta el punto donde antes acababa el circuito del Parque Lineal y pude comprobar que han continuado el camino un poco más allá, hasta un puente que permite cruzar al otro lado del río. No llegué a cruzar el puente, pero sale justo detrás de una gasolinera situada en la M-301 y ahí se puede empalmar (creo) con el carril bici que va a San Martín de la Vega. El próximo día que vaya a hacer tirada larga, cruzaré el puente y veré a donde llega exactamente.

Entre unas cosas y otras completé 16 km en un 1:17:59 @ 4:52 min/km. Bastante contento con haber podido aguantar con más o menos entereza los diez kilómetros a buen ritmo, aunque el último me costara lo suyo. Hice 4:38 min/km de media frente a los 4:35 que pretendía.

Hoy la báscula marcaba 69,5 kg, lo que indica que he perdido 600 gramos en una semana. Me parece demasiado, la verdad. ¿O será que el reto funciona?

Anuncios