Buscando el ritmo máximo

El domingo corrí en la Ciudad de los Ángeles, pero tampoco es que me matase. El próximo domingo voy a correr la carrera Proniño y ahí voy a ir a tope, para ver cómo es mi actual estado de forma.

Llevo bastante tiempo sin hacer un diez mil a tope, así que no es mala idea probar un poco el ritmo máximo que podría alcanzar el domingo.

Fueron las dos típicas vueltas, 9,6 km en 48:16 @ 5:00 min/km haciendo los últimos 2,6 km a tope y en progresión: 4:24, 4:16 y 4:08.

Viendo las sensaciones tengo más o menos claro que 4:15 puede ser ese ritmo máximo que pudiera alcanzar sin llegar a reventar como el lagarto de Jaén.

Olvidé comentar en la crónica de la carrera del domingo que antes de salir de casa había pasado por la báscula. Marcaba 69,2 kg más o menos lo mismo que hace tres semanas que llevaba sin pesarme.

Anuncios