¿Estaré enfermo?

He salido de casa con destino al punto de encuentro y cuando he bajado las escaleras me he dado cuenta que no había “adornado” mi muñeca con el Garmin. Y, curiosamente, no he vuelto sobre mis pasos, sino que he continuado como si tal cosa. Es raro, raro, que salga sin el GPS, ¿estaré enfermo que ni siquiera me ha importado no llevarlo?

Esta semana también va a ser complicada de encontrar un hueco para entrenar porque la organización de la carrera consume bastante tiempo y me temo que el jueves no voy a poder salir, por lo que la idea de hoy era simplemente salir a correr para quitarme un poco el estrés. Quizás sea debido a eso que no me hacía falta saber el tiempo ni el ritmo del entrenamiento.

Como no llevaba cronómetro, no tengo ni idea del tiempo que he realizado, pero calculo que las dos vueltas a Pradolongo, es decir, los 9,6 km los habré realizado en unos 53 minutos a un ritmo de 5:30 min/km. La verdad es que es una burda aproximación, pero por llevar una estadística.

Anuncios