Sin ti no soy nada

En la última San Silvestre tuve un pequeño desencuentro con mi compañera de entrenamientos/carreras. Se agobió tanto que casi me manda a tomar… En ese momento lo tuve claro, ¡no vuelvo a correr con ella nunca más!

Luego, más en frío, he recapacitado y he llegado a la conclusión que no podría dejarla sola porque, como dice la canción, sin ti no soy nada.

Así que hoy he salido con ella un día más a realizar un entrenamiento durillo, ya que ella tenía que hacer 16 kilómetros de los cuales 12 km eran a su ritmo de maratón, sobre 5:07 min/km.

Y lo ha clavado. Los tres primeros kilómetros hasta el Parque Lineal calentando músculos y ya en el parque, al ritmo previsto, bajando algún segundillo, pero yendo muy regular. De este modo, hemos completado 16 km en 1:23:28 a un más que interesante ritmo de 5:13 min/km.

Anuncios