Adiós a la mochila

Volví de vacaciones con una mochila de dos kilos y por fin he conseguido quitármela de encima. No es que dos kilos sean muchos kilos, pero hay que estar hábil para quitárselos lo más pronto posible, que luego es más difícil. Y la verdad es que estoy sorprendido de haberme quitado este peso de encima en sólo un mes, siempre se dice aquello de lo fácil que es coger los kilos y lo difícil que es quitárselo. Hoy la báscula marcaba 67,9 kg y vuelvo de nuevo a estar en mi peso, entre 67 y muchos y 68 y pocos. A ver si me mantengo así.

Como casi todos los sábados cuando preparo la maratón, hoy tocaba hacer kilómetros a ritmo de maratón. Según Daniels ese ritmo es de 4:33, por lo que después de una primera vuelta de calentamiento (3 km) he aumentado la velocidad para tratar de ir al ritmo previsto. Más o menos he conseguido mantenerlo, yendo algo más despacio en las subidas y compensando en las bajadas, pero todavía me cuesta ir a ese ritmo de crucero, voy demasiado pendiente del reloj.

Entre unas cosas y otras he recorrido un total de 13 km en un tiempo de 1:00:55 @ 4:41 min/km, pero lo importante son los 10 km a ritmo de maratón a un ritmo de 4:31 min/km, un par de segundos más rápido que el ritmo objetivo.

Anuncios