Cuesteando bajo la lluvia

Hoy tenía en la cabeza la brillante idea de hacer cuestas en Parque Sur. Y cuadriculado que es uno, al final he hecho las cuestas bajo una lluvia de consideración. Tanta agua que ha acabado el terreno muy embarrado y se hacía difícil correr.

Cuando me he levantado he visto que llovía bastante, pero he seguido con la idea prevista y he salido a correr. Y he hecho bien en no esperar a que escampase porque no sólo no ha remitido, sino que cuando ya estaba terminando, llovía con más intensidad. Recordaba el refrán aquel de que mayo marcea, pero hoy más bien abrileaba, porque caía el agua a cubos. Una barbaridad.

Sin embargo me lo he pasado bien subiendo y bajando cuestas con la lluvia. En total han sido tres vueltas por un circuito de cuatro cuestas, calentando 3 km antes y “enfriando” dos 2 km después. Esto ha supuesto un total de 11 km en un tiempo de 1:01:39 a un ritmo de 5:36 aunque el ritmo, en este caso, no indique nada.

Antes de salir, malas noticias. He subido a 68,6 kg, un peso ya bastante serio que me indica que me tengo que controlar, que me estoy pasando. Supone un kilo más de los que pesaba el día de la maratón. Mucha tela.

¡Qué fácil es coger kilos y que difícil es soltarlos!

Anuncios