Ni una sola fuente

Hoy he salido algo tarde. Eran ya la una y cuarto y hacía mucho calor (37º). Lo peor es que había una sequedad brutal. He pensado que en Parque Sur haría algo menos de calor, ya que hay más sombra. Y la última vez que estuve, todavía quedaba una fuente con agua; sin embargo, hoy no quedaba ni una sola fuente con grifo puesto, por lo que he hecho el recorrido con la boca muy, muy seca. Y no sólo la boca, también la nariz notaba la sequedad, parecía que llevaba tapones en la nariz.

Entre tanta calamidad, he conseguido dar dos vueltas a Parque Sur, haciendo seis kilómetros en poco más de treinta y cinco minutos y llegando a casa sudando a mares.

Así están las fuentes, tanto las del parque de Pradolongo como las del parque Sur.


Fuente sin grifo

Anuncios